La inhibición de mordida

Si tu cachorro muerde con demasiada fuerza, probablemente se deba a un problemilla con la inhibición de mordida, provocado normalmente porque este no ha pasado el tiempo suficiente con su madre y sus hermanos (de su camada aprende las reglas sociales de la especie, como puede ser la presión que debe ejercer mordiendo al jugar). 

 

Si este es tu caso, hoy te dejo varios Uliconsejos para que tu compañero canino aprenda a morder con más suavidad cuando esté jugando.

 

1. Si todavía tienes acceso a su camada, aprovéchalo y manténlo en contacto con ella para que tu peque aprenda todas las reglas sociales de su madre y hermanos ¡no lo separes antes de tiempo! (aproximadamente 2 meses y medio de edad). 

 

2. No premies al peque cuando esté mordiendo con fuerza, ya que aunque en algunos momentos puede resultar gracioso porque todavía no ha desarrollado por completo la dentadura, puede convertirse en una pesadilla cuando el perro es adulto.

 

3. No regañes al perro cuando realice esta conducta, ya que esto solamente aumentará el estrés y empeorará el problema, pudiendo llegar a producirse una ruptura del vínculo. 

 

4. En cuanto sientas que el perro muerde un poco más fuerte de lo normal, ignora el comportamiento en silencio durante unos segundos para que entienda que si muerde con determinada intensidad se detendrá el juego. Pasados unos segundos, podemos retomar el juego. 

 

5. Otra opción preferible a la anterior, es la de enseñarle al perro el comando de "suelta" mediante el ejercicio de cobro; de forma que puedas introducirlo cuando sientas que el perro está apretando demasiado durante el juego.

 

6. Recuerda reforzar al cachorro con caricias y/o estímulos verbales calmados y agradables si este juega adecuadamente.

 

¡Si te has quedado con ganas de más! No olvides visitar los apartados de formación para familias y profesionales y descargar la guía gratuita de bienestar canino, en esta misma página web (www.ulisesyargos.es)