Trekking con perro

Si disfrutas de largos paseos en la naturaleza, quizás te estés planteando incluir a tu fiel amigo en la actividad que practicas.

 

Hacer senderismo con perro es posible, pero conlleva un alto grado de responsabilidad. Por tanto, es muy importante que el estado de salud, educación y comportamiento sean los adecuados. En este post te doy algunos Uliconsejos básicos para que hacer trekking con perro sea una experiencia gratificante y segura. 

 

Elige una ruta apropiada

 

Es importante que hagas una buena planificación. La duración, los kilómetros, el desnivel y el tipo de terreno son determinantes para conocer si la ruta es la más apropiada para hacer senderismo con perro. 

 

Especialmente al inicio, debes evitar rutas con mucho desnivel o que tenga tramos de difícil acceso para tu perro. También debes de evitar que estén muy cerca de carreteras excesivamente transitadas o con poca sombra.

 

El estado físico de tu amigo peludo

 

Además de su estado físico y de salud, también debes considerar su raza y edad para elegir una u otra ruta. Lógicamente, si tu perro es de ciudad y lleva una vida sedentaria no puedes pretender que recorra grandes distancias el primer día. Es buena idea comenzar con un entrenamiento previo que deberás ir aumentando gradualmente. Con este entrenamiento, se endurecerán las almohadillas y adquirirán la forma física apropiada para que pueda acompañarte en tu actividad deportiva. 

 

Aprovisionamiento 

 

Siempre que se haga trekking con perro será necesario llevar todos los elementos que él pueda necesitar. En función de la distancia a recorrer deberás o no llevar comida. Una buena opción es que esta sea húmeda y de calidad, de forma que no le produzca demasiada sed y le proporcione el nivel óptimo de energía. 

 

Independientemente de la estación del año, será imprescindible llevar un bebedero portátil y agua en base a la distancia que vayamos a recorrer. 

 

Siempre es recomendable llevar un botiquín básico por si el perro pudiera necesitarlo. Todo dependerá, claro está, del tiempo, la dificultad y la distancia que vayamos a recorrer ese día.

 

Por último, es fundamental conocer el bienestar con el que cuenta nuestro perro en cada momento, pero será de especial relevancia cuando vayamos a practicar una actividad nueva, ya que podría producirse algún pico de estrés.

 

Si quieres saber si tu perro cuenta con el bienestar adecuado, descarga mi guía gratuita en el siguiente enlace:  www.ulisesyargos.es