El perro senior

Cuando un perro se hace senior es normal que necesite unos cuidados especializados. Es nuestra responsabilidad que el perro tenga una buena calidad de vida.

 

¿A qué edad se estima que un perro es sénior?

 

La edad en la que un perro entre en la vejez depende de su tamaño. Si el perro es de raza grande, se puede considerar sénior sobre los 7 años. Si el perro es de raza pequeña, un poquito más tarde.

 

Los signos de la vejez en el perro

 

Cuando la vejez del perro llega, los signos que nos avisan suelen ser evidentes. Entre los síntomas podemos encontrar:

- Artritis/artrosis

- Canas

- Pérdida auditiva

- Problemas en la vista como pueden ser cataratas

- Pérdida de peso/aumento de peso

- Problemas articulares

- Problemas en los dientes

- Demencia senil etc

 

¿Qué cuidados especiales necesitan?

 

Al igual que los seres humanos, cualquier animal necesita unos cuidados especiales en esta etapa de su vida.

Hoy voy a darte unos Uliconsejos para cubrir las necesidades del perro senior.

 

1. Control médico

 

Se recomienda llevar al perro a la clínica veterinaria para realizar una revisión cada 6-8 meses, ya que es primordial detectar cualquier problema en su fase inicial y ponerle remedio.

 

2. Control de peso

 

A medida que el perro se hace mayor, su actividad se reduce y las consecuencias no tardan en aparecer: el temido sobrepeso.

El perro senior con sobrepeso corre el riesgo de desarrollar cardiopatía, cáncer, enfermedades de la piel, diabetes, etc. Así que elige bien su alimentación y procura utilizar alimentos destinados para perros sénior.

 

3. Ejercicio físico

 

El ejercicio, junto con la alimentación, son los pilares fundamentales para los cuidados del perro senior. El perro senior necesita caminar, por lo que el ejercicio deberá estar adaptado a su edad y su condición física, un paseo suave con una duración media será suficiente.

 

4. Cuidado bucal

 

Se aconseja cuidar la dentadura del perro desde pequeño, pero hay que hacerlo especialmente cuando empieza a envejecer. Cepilla los dientes y, si no se deja, ofrécele golosinas dentales para eliminar el sarro y llévalo a hacer una limpieza bucal a la clínica veterinaria si eso fuera necesario.

 

Si quieres saber más, consulta mis cursos de educación canina en la sección "formación" de esta web.