Perros adoptados

Uliconsejos para aquellas familias que acaban de adoptar un perro.

 

Darle la oportunidad de contar con un nuevo hogar a un perro abandonado produce mucha satisfacción, tanto en ellos como en las personas que deciden adoptarlos. Sin embargo, siempre es importante tener en cuenta algunos datos para que la experiencia sea lo más agradable posible.

 

La primera noche y los primeros días

 

Conoce su historia

 

Muchos perros abandonados presentan un carácter muy equilibrado, sin embargo, otros tienen historias muy particulares que conviene conocer (experiencias pasadas, hábitos, comportamientos, etc.). Saber estos detalles en el momento de adoptar uno te permitirá tener una idea general de cómo tratarlo, facilitando así su período de adaptación desde el mismo instante en el que llegue a su nuevo hogar. Los primeros días puedes dejarle descansar y habituarse, pero ten en cuenta que, si es necesario, deberás comenzar lo antes posible con una desensibilización de aquellos estímulos a los que el animal se encuentre sensibilizado. 

 

Ten paciencia y calma

 

Cuando adoptas un perro es muy importante tener paciencia los primeros días, y en especial la primera noche. El cambio de entorno puede desubicar, inquietar y volver desconfiado al perro; lo más seguro es que le lleve cierto tiempo para adaptarse. Es importante que durante esta etapa le transmitas mucha calma y le expreses tu cariño. Esto le permitirá relajarse y sentirse mucho más seguro. Realiza ejercicios relacionados con la reducción de estrés y asegúrate de que disfruta de un bienestar adecuado. 

 

Dale su propio espacio

 

También necesitan contar con su propio espacio dentro de la casa. Esto les ofrece mayor seguridad y disminuye el estrés que puedan tener los primeros días. Cuanto más cómodo sea el ambiente elegido, mejor será para el perro, porque se sentirá más a gusto y relajado. Aunque el animal tenga acceso al sofá y a las camas, crea un lugar seguro con una cuna canina en un sitio donde tenga contacto visual contigo, pero que al mismo tiempo esté resguardado, que no se encuentre en una zona de paso ni donde exista una temperatura extrema. Deja que decida si quiere usar esta zona y también cuándo hacerlo, de forma que si se encuentra incómodo tenga una zona tranquila y resguardada donde refugiarse.

 

Lo mejor de ti

 

Aprende y respeta su comunicación; será fundamental que conozcas sus señales comunicativas para que comience a forjarse un vínculo entre ambas especies. Conocer sus señales es imprescindible para que la convivencia sea positiva y agradable. Si quieres aportar un plus o lo consideras necesario, contrata servicios de educación canina profesional o fórmate en este campo y da lo mejor de ti a este nuevo miembro de la familia. 

 

Los primeros días, el perro se sentirá un poco inseguro y desubicado, pero si aplicas estos Uliconsejos lograrás que su proceso de adaptación sea más rápido y efectivo. Él sabrá recompensarte adaptándose perfectamente a su nueva familia y ambiente.

 

Si quieres aprender más sobre el mundo del perro, descubre mis cursos en https://www.ulisesyargos.es/formación-1/