Estereotipias Caninas

Las estereotipias en perros son conductas repetitivas efectuadas sin ningún fin en concreto, las cuales son originadas por estrés u otras afecciones caninas. En ocasiones, estas situaciones pueden desencadenar otras condiciones médicas en los perros e incluso puede ser un factor de riesgo para automutilaciones de cola y extremidades. Por tal motivo, es importante aplicar una serie de medidas que conduzcan a la prevención, reducción o eliminación de trastornos compulsivos en los caninos.

 

Estas conductas repetitivas también pueden ser causadas por condiciones físicas que les generan cierto grado de ansiedad, por ejemplo, enfermedades crónicas, dermatitis, infecciones parasitarias... En estos casos, la opción mas acertada es tratar el problema de raíz, pero en caso de presentarse un problema de salud, tendremos que apoyarnos en tratamientos terapéuticos o fármacos que ayuden a sobrellevar el estrés presentado. Muchas clínicas veterinarias prescriben fluoxetina una vez al día en dosis de 1 mg por cada kilo de peso. Sin embargo, este medicamento puede tener efectos secundarios y debe ser utilizado solo en últimas instancias.

 

Cómo prevenir o tratar las estereotipias de un perro mediante educación canina en positivo

 

Para aliviar la tensión presente en perros es recomendable aplicar una serie de procedimientos terapéuticos con la intención de estimularlos a distintos niveles.

 

Para trabajar el nivel trófico puedes plantear diversas formas de alimentación, las que suponen cierto grado de dificultad o las que simulan estar cazando la comida son las que ayudan a liberar mayor cantidad de estrés en los caninos. Estamos hablando de los juguetes tipo Kong o de los juegos de olfato e interactivos.

 

Trabajar el nivel físico, en el que puedes escoger entre practicar actividades al aire libre con tu perro o modificar los ambientes de tu hogar, con nuevas estructuras que aumenten su bienestar animal. 

 

Por último, realizar trabajos de obediencia mediante educación canina en positivo mejorará el vínculo y ayudará a reducir el estrés en nuestros compañeros caninos (siempre que se realicen como un juego y en sesiones de corta duración).