Juguetes caseros para perros

Los juguetes desempeñan un papel muy importante en la vida de los perros, además de aportarles felicidad y potenciar el desarrollo de su inteligencia, ayudan a que fortalezcamos la relación con ellos. Proporcionarles juguetes no tiene porqué ser costoso, en este post te vamos a mostrar como realizar algunos juguetes caseros con materiales que tienes en casa: rollos de papel higiénico o de cocina, botellas de agua, toallas en desuso, pelotas de tenis, calcetines desparejados, camisetas viejas...

 

¡A reutilizar! 

 

- El Hueso: Vas a necesitar una camiseta vieja y retales de tela para el relleno. Solo tienes que dibujar un par de veces la figura de un hueso en la camiseta, recortar y coser. Debes dejar una pequeña abertura para introducir el relleno y luego terminar de cerrar.

 

- Cuerdas de trapillo: También se realiza con trozos de tela, recorta en forma de tiras una camiseta o toalla (si quieres darle al juguete mayor colorido recorta tiras de diferentes colores), trenza las tiras de tela y anuda ambos extremos. 

 

- Juguete dispensador: Este es uno de los juguetes caseros que más gusta a los perros, juegan y a la vez obtienen recompensa. Debes realizarlo con un bote cilíndrico de plástico y varios canutos de los rollos de papel de cocina. Con ayuda de un cúter haz varios agujeros a lo largo del bote, introduce los canutos de cartón y llena el dispensador con su comida o golosina preferida.

 

- Pelota agujereada: Haz varios agujeros en una pelota de tenis, para ello puedes ayudarte de un cúter; posteriormente, rellénala de bolitas de pienso, asegurándote de que las bolitas pueden salir por los agujeros realizados. Otra opción, es hacer un gran agujero y rellenarlo con comida prensada, como puede ser comida de lata canina. 

 

- Aro para saltar: Si dispones de espacio exterior, el aro para saltar se convertirá en uno de sus juguetes favoritos. Un aro y una sujección para mantenerlo será todo lo que necesitarás para proporcionar a tu perro infinitas horas de juego. Eso si, no olvides que deberás enseñarle a saltar de una forma positiva y divertida.

 

- Juguete lanzador: Con una simple botella de plástico forrada con una camiseta o un calcetín crearás una fantástica herramienta de diversión. Si quieres hacerlo más atractivo, introduce en el interior de la botella pequeñas bolas para que se convierta en un juguete sonoro. 

 

Por último, recuerda que no se debe entregar un juguete casero si el animal no se encuentra bajo nuestra supervisión, ya que debido a la capacidad de destrucción que presentan algunos perros, estos objetos deberán retirarse cuando presenten los primeros signos de deterioro.