Comunicación Canina

Pese a que, solemos ignorar la comunicación canina, los perros están constantemente intentando comunicarse con las personas.

 

Dentro de esta comunicación, son muy importantes las señales de calma que el animal expresa y que fueron ampliamente estudiadas por Turid Rugaas.

 

Señales de calma en el perro

 

Se denomina así a las señales que emite el perro, tanto para indicar tranquilidad como para expresar que algo les molesta. Haciendo un símil con los seres humanos, podría decirse que es la buena educación que presentan en su relación, tanto con sus congéneres como con las personas. Por lo tanto, estas señales, comunes a todos los perros, son la base de su comunicación.

 

Las más frecuentes son lamerse la trufa, levantar la pata delantera, pestañear, bostezar, olfatear el suelo o saludar realizando una media luna,

 

Mediante este tipo de comunicación, el perro expresa ante los demás sus circunstancias y estado de ánimo. Si no se le presta atención a estas señales, el perro empezará a estresarse y a emitirlas con mayor intensidad.

Volviendo a la comparación con las personas, sería el paso de hablar a gritar. En ese caso, puede decirse que el animal ha pasado de las señales de calma a las señales de advertencia, que podrían ser gruñir, ladrar, morder...

 

La comunicación canina tiene su base en las señales de comunicación, y aunque todas las personas deberíamos conocerlas, es imprescindible que quienes conviven con un perro sepan interpretarlas y les presten atención, tanto para tener un buen vínculo entre ambas especies como para detectar si el animal está sufriendo algún problema comportamental que debemos solventar. 

 

¿Quieres saber más? Descúbrelo en nuestro curso de "comunicación canina": https://www.ulisesyargos.es/educación-canina/