Un Cachorro Llega a Casa

Llega un nuevo miembro de la familia a casa, un cachorro que cambiará nuestra vida para siempre. Conoce nuestras recomendaciones.

 

Si hay niños/as en casa, la principal recomendación es que estos asuman ciertos hábitos o "responsabilidades" en el cuidado del cachorro y colaboren aportando su cariño y su tiempo en la integración del mismo.

 

Además, toda la familia debe saber y asumir qué cosas pueden hacer con el perro, cuál es el carácter del mismo y qué señales nos transmite con sus acciones, para ello, es fundamental que conozcamos la comunicación canina.

 

Será necesario que eduquemos progresivamente al cachorro para que éste sepa cómo comportarse en casa, en sociedad y/o con otros animales. Para ello, es imprescindible ser constantes y elegir una educación canina en positivo y de calidad.

 

Como norma general, podemos decir que el bienestar de un animal es correcto si este tiene sus necesidades vitales cubiertas y si se encuentra libre de miedos, estrés y malestar. Es decir, debemos asegurarnos de que el perro está recibiendo el tipo y la cantidad de comida adecuada, que está convenientemente aseado, que le damos los paseos necesarios, que su estado de salud es el correcto, que recibe la socialización adecuada y que sus horas de sueño son respetadas. 

 

La llegada de un cachorro también conlleva un saludable lado lúdico, pues nos obligará a ir descubriendo el mundo con él: llevarlo al campo, al parque... es un tiempo en familia que vamos a disfrutar seguro. Son momentos de calidad de vida en los que nos enriqueceremos ambas especies.